Saltear al contenido principal
Menú
Working Holiday Australia. Capitulo 1.

Working Holiday Australia. Capitulo 1.

De Sydney a Griffith: en el tiempo de las naranjas. 

La verdad es que cuando llegue a Australia no tenia ningún plan en principio, quizás me quedaba en Sydney buscando trabajo o quizás me dejaba llevar y me iba hacia otro lado. Mi primera intención fue buscar trabajo en Sydney; es mas; publique un anuncio en gumtree diciendo que quería trabajar en hostelería y contactaron conmigo en dos ocasiones… Pero estaba en un país tan grande como un continente y lo primero que quería hacer era recorrer, así que en unos días llego a mis oídos por la gente que la temporada del harvest ( recogida de la fruta ) estaba a punto de empezar. Era una buena opción para poder trabajar durante unas semanas y hacer dinero rápido para seguir viajando. Preguntando un poco mas descubrí que entre las opciones que había cerca de Sydney para hacer farm existía una pequeña ciudad llamada Griffith a 500 km hacia el oeste, no era muy pequeño, tenia de todo…quizás me compraba un coche para ir hasta allí… Mi tiempo en Sydney lo dedique a hacer todo el papeleo necesario para poder trabajar y comprarme un coche. Ya había estado en farms en Canadá y sabia de lo necesario que se hace tener un coche en estas ocasiones. No me hizo falta buscar demasiado porque uno de los anuncios que me respondió fue una de las mejores ofertas que pude encontrar: holden Barina, marca australiana pero clavado al típico opel corsa, pequeño y con un motor 1.4 para que pueda viajar por el país sin gastar mucho en combustible. Cuando se compra un coche en Australia hay que asegurarse de que tenga el REGO al corriente, es un tipo de permiso de circulación donde incluye un seguro básico a terceros, cuesta entre 400-600 cada 6 meses, además te aseguras de que el coche haya pasado la inspección técnica. En mi caso el auto aun disponía de 9 meses de REGO, suficiente para el tiempo que voy a estar usándolo. Lo único que tuve que pagar fue el cambio de nombre ( 63 dolares ), te piden un certificado de residencia a través del banco, ( no se muy buen como lo hará la gente que quiera comprar un coche solo para viajar por Australia).
Una vez todo listo conozco a Mauro, argentino que quiere extender su visa por otro año, que se une conmigo para ir a trabajar en farm a este pueblo llamado Griffith.

Una vez llegamos a Griffith sin ver un solo canguro ( adiós a mi ilusión del día ), la primera parada fue una granja para trabajar en el orange picking, pero allí no había ni un solo backpacker y teníamos que dormir en la pura naturaleza con todos los mosquitos del mundo como companeros de habitación, al día siguiente nos llevan a trabajar pero aun no habíamos hablado con ningún supervisor, así que después de esperar dos horas decidimos que no queríamos trabajar allí. La verdad aquella fue una buena decisión, no sabíamos ni cuanto íbamos a cobrar, ni los otros trabajadores lo sabían.

Total después de el primer intento fallido nos informan de que hay un hostel en la ciudad de que te da trabajo, osea working hostel, algo así como un hostel y una ett al mismo tiempo ( a decir que eso solo existe en Australia) aah, el negocio con los backpackers… pero eso es otro tema…
La verdad que es de lo mas cómodo porque nada mas llegar allí nos pusieron a trabajar al día siguiente. A mi me pusieron a trabajar en el packing de las naranjas, me dijeron que se trabajaba como 60 horas a la semana…uff, lo primero que pensé fue en toda la pasta que iba a hacer en tan poco tiempo, pero creo que en mi vida había trabajado tanto horas. No decían que en Australia la gente trabajaba como mucho 35 horas ? pero esto no es Australia, es Griffith! Aquí solo se trabaja porque no hay nada mas que hacer!! Por suerte la gente en el hostel es muy abierta, rápidamente se convierte en tu familia porque aquello es como un gran hermano, vives con la misma gente, trabajas con la misma gente, te vas de fiesta con los mismos, compartes dolores, penas, alegrías, borracheras…

Después estaba mi trabajo, que mas aburrido no podía ser, al principio me pusieron con las chicas en el sorting ( seleccionar las naranjas que salen feas ), las primeras dos horas es entretenido; dices que divertido; pero después parece que el tiempo nunca pasa, y ya solo ves naranjas en tu campo visual. Por suerte a las dos semanas me cambiaron y me pusieron con los chicos a empaquetar las naranjas, por lo menos había música y se pasaba mas ligero. Era la primera vez a decir verdad que trabajaba con franceses, alemanes, italianos y koreanos juntos, la gran familia internacional, aunque aquel no era el mejor lugar para practicar ingles, como ejemplo estaba Tony, un koreano que llevaba 10 meses allí y solo sabia decir: Fuck you! o how are you? pero no siempre en ese orden.

Desde que llegue siempre dije que no iba a estar mas de un mes, y al final pasaron 4 semanas, parecía que era el único loco que no estaba allí para extender su visa…Me sentía en cierta parte orgulloso de ser el primer español que llegaba a ese hostel, el padre del manager era español de Cadiz justamente, uno de los pocos por allí, el hombre llego a Australia de vacaciones hace 40 anos y le dijeron de quedarse, fíjate tu como eran las cosas de fáciles antes!

En total se ganaba entre unos 700 y 800 dolares a la semana, no esta mal pero también hay que tener en cuenta que se hacían muchas horas, a veces solo nos sobraba tiempo para hacernos la cena y ducharnos, un día libre a la semana para todos (el domingo) que pasa tan rápido como un suspiro. La única meta de estar allí es hacer dinero ( la moneta) para seguir viajando y creo que lo conseguí así que adiós y un gusto conocerte Griffith pero no creo que vuelva XD.

Como siempre me quedare con los buenos recuerdos, la gente, la fiesta de halloween, las barbacoas, pasear con el coche en busca de canguros ( sin éxito ) y amigos que no olvidare. Fue algo triste cuando dije que me iba y mis companeros diciendo: Raul! don’t leave, you have to stay! bueno al final se le coge cariño cuando compartes hasta el retrete con la misma gente, but sorry, estoy nominado y  el trabajo no lo aguantaba mas y preferia ir hacia otro lugar con mas vistas: Tasmania.

Con esto concluyo mi primer mes y medio en Australia y seguirá la historia en Tasmania! feeling the wild!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Volver arriba
Buscar

Te tengo que avisar de que utilizo cookies en esta web. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar